¿Es bueno ir a la cama peleados?

Sería ideal que las peleas se superen al final de día, y se olviden con un beso de buenas noches, pero no es así. A veces es necesario esperar al día siguiente. 

Las peleas de pareja se sienten más cuando llega la noche. Acostarse al  lado de la persona que amas, pero con quien además has tenido un pleito, es muy incómodo. Mientras algunos piensan que lo mejor es hablar del problema en el momento, para dormir tranquilos, la realidad es que resulta positivo ir a la cama peleados.

Antes de iniciar una guerra de gritos e insultos, lo  mejor  es  esperar a que ambas partes se tranquilicen,  que la ira y la tristeza hayan cedido,  para conversar y encontrar la solución al pleito. Cuando estas emociones bajan su nivel se evita caer en agresiones verbales, gritos y malas caras.


El silencio nocturno debe ser aprovechado por la pareja para reflexionar y retirar pensamientos negativos 


Por último si se ha definido el momento para hablar, este sea en la mañana, en  el  almuerzo o en  cualquier  momento del día siguiente; nunca se debe dejar  pasar  el  problema  sin  hablarlo  ni solucionarlo. Así se evita el riesgo de volverlo a repetir.

 

Adaptación del artículo original del Trome