¿Espiar sus redes sociales?

¿Revisas cada momento el perfil de Facebook  de tu pareja? ¿Estás pendiente de quienes la dan me gusta  a  sus  publicaciones? ¿Le reclamas  cuando sube una foto con un amigo/a? O inclusive si sus discusiones giran en  torno  a las redes sociales, entonces hay un problema en tu relación.

Estas  actitudes  solo   reflejan   celos,  desconfianza,  inseguridad,   falta  de comunicación,  y  baja autoestima.  Es  normal   que   las   personas   tengan curiosidad  de  ver que  hacen  sus  parejas  en las redes sociales, pero eso no justifica que se convierta en una obsesión. Esto en  vez  de  ayudar a mejorar la relación, la va quebrando poco a poco. 

¿Qué hacer?

Se dice que el que busca encuentra y, muchas veces, no siempre  es  lo mejor para uno.  Olvidarte del papel de  espía y vivir una relación sana es lo ideal. Si tienes  alguna  sospecha o no te gusta algo que haya posteado tu pareja en las redes solo díselo y no empieces a tejer historias erróneas en tu cabeza que al final terminan dañándote. 

Privacidad 

Intercambiar las claves de las redes  sociales  tampoco es  la  solución.  Cada uno  debe  conversar  su  individualidad  y  privacidad,  y  respetar  la  de su pareja. Lo mejor es no exigir que te  muestre más de  su  vida  privada,  pues al  hacerlo  estarás creando una atmósfera tensa entre ambos.

Finalmente  si  no puedes  controlar  el impulso  de  espiar a tu pareja, busca ayuda   profesional   para    encontrar   el    origen    de    esa  inseguridad  y desconfianza. Solo tratando el problema de fondo podrás llevar una relación saludable.

Adaptación del artículo original de +Mujer

6-7-17

Daniela MottiComment